Vacaciones a Cancún, sueño de dos franceses que terminó en tragedia

Debido a la situación actual, los familiares de ambos no han podido viajar a Cancún para rescatar los cuerpo

La muerte de Mathilde Dupas y Alexis Bouchindhomme, dos de los pasajeros que fallecieron en el accidente del ADO que viajaba de Cancún a Mérida el pasado domingo, mientras vacacionaban en el Caribe mexicano, y el estado de gravedad de su pequeño hijo Helio, hospitalizado en Cancún, es una tragedia que ha conmocionado a La Madeleine, una comunidad de la región de Dunkerke al norte de Francia.

Mathilde, era originaria de esta región, era empleada en el área de recursos humanos del Consejo Departamental Nord, donde sus compañeros, refieren a medios locales, era alguien muy apreciada por sus valores humanos, gusto por la naturaleza y los viajes.

En sus redes sociales Mathilde, solía publicar imágenes de sus viajes con sus amigos, su pareja y su hijo, con quienes disfrutaba, paseos al aire libre, una de sus pasiones.

Mathilde y su esposo Alexis, soñaban con su viaje a México, aventureros de corazón y amantes de la naturaleza, escogieron el Caribe Mexicano y la península de Yucatán para pasar sus vacaciones.

Según sus amistades, el coronavirus había aplazado sus planes de viaje a esta región de México, finalmente el pasado domingo 6 de febrero, Mathilde compartió en sus redes sociales una fotografía tomada desde el avión, poco antes de aterrizar, que al fin habían llegado a su destino.

“Bien arrives à Cancun!!! avec Alexis Bouchindhomme et Helio!!!!” (Llegada segura a Cancún con Alexis y Helio!).

Cuatro horas después de ese post, 10:00 a.m., tomaron en Cancún el autobús, ADO con destino a Mérida, y 40 minutos después ocurrió el accidente donde perdieron la vida y el pequeño Helio, resultó gravemente herido.

El niño permanece hospitalizado, incluso se sabe ya fue operado tras sufrir una conmoción en la cabeza y lo acompaña una amiga de la familia que radica en Cancún.

De acuerdo con la amiga de la familia, esta región no era desconocida para su esposo Alexis, quien hace algunos años visitó Yucatán y las zonas arqueológicas, así como sus playas.

La familia de Mathilde, está por llegar a Cancún, para reclamar los cuerpos de quienes eligieron Cancún para vacacionar y que les cambio el destino.

Debido a la situación actual, los familiares de ambos no han podido viajar a Cancún para rescatar los cuerpos, y acompañar a Helio, pero la embajada de Francia en México y el Ministerio de relaciones exteriores del país galo realizaron las gestiones pertinentes para que la madrina del niño, Mélanie y su tío Paul, se trasladen al caribe mexicano, a donde llegarían la tarde de miércoles.

La amiga cercana a la familia cuida del niño que se encuentra en un hospital privado de Cancún y donde su estado de salud se reporta como reservado; mientras que en su comunidad, en Francia se realizan actividades para recaudar fondos y apoyar a la familia y al niño.

Sébastien Leprétre, funcionario representante de La Madeleine, manifestó a medios franceses, su tristeza por el hecho y externó su solidaridad para con la familia.

En declaraciones que replican varios medios locales de Francia, señalan que La Madeleine es una comunidad muy pequeña donde todos se conocen “muchos debieron cruzarse con esta joven pareja que viajó de vacaciones a Cancún y que lamentablemente fallecieron en un accidente dejando huérfano a su pequeño Helio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook