Trabajadoras sexuales trans sufren graves secuelas por cirugías mal practicadas


Las cirugías modelantes mal practicadas, realizadas con aceite orgánico, aceite de carro, agua mineral u otras sustancias, han deteriorado hasta en un 50 por ciento la salud de las trabajadoras sexuales transgénero, sobre todo en el tejido de sus glúteos y piernas son los más afectados, denunció Brigada Callejera.

“Hemos detectado que donde les han inyectado aceite de comida, de carro, agua mineral y otras sustancias que desconocen les han provocado bacterias que deterioran el tejido de su piel provocando orificios y tejido podrido”, exhibió Elvira Madrid, presidenta de la Brigada Callejera.

Antes de la pandemia, la organización de la sociedad civil, había atendido a 90 trabajadoras sexuales transgénero que padecían complicaciones en su salud producto de los efectos de cirugías modelantes, en los últimos dos años se ha documentado un incremento de un 270% en la atención de estos casos.

En el marco del día mundial de la salud, Brigada detalló que durante la pandemia (del 2020 a la fecha) se han atendido 250 mujeres trabajadoras sexuales transgénero con complicaciones derivadas de cirugías modelantes.

La presidenta de la Brigada Callejera acusó que la falta de acceso a los servicios de salud agrava su situación. “Este crecimiento es a causa de la falta de acceso a los servicios de salud y a que nosocomios como el Hospital General, donde se atendían este tipo de casos, fueron convertidos a instituciones que atendían Covid-19, dejando sin atención a estas pacientes”.

Precisó que la organización civil Brigada Callejera en Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez A.C” ha atendido 250 mujeres trabajadoras sexuales transgénero con complicaciones derivadas de las cirugías modelantes.

Elvira Madrid declaró que los médicos de la Brigada Callejera se han preparado para atender las heridas que provocan los modelantes, pero los casos que requerían mayor atención y en un ambiente hospitalario han sido canalizados al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

VERÓNICA SE INYECTÓ ACEITE EN GLÚTEOS, CADERA Y PIERNAS

Describió el caso de Verónica, quien se inyectó aceite mineral en los glúteos, cadera y piernas, su procedimiento fue realizado hace 35 años, al inicio de la pandemia se percató de heridas en la zona inyectada, mismas que no cerraban, desprendían un mal olor y se extendían.

Su situación económica empeoro con la falta de clientes en el trabajo sexual durante el inicio de pandemia y las heridas en su piel le provocaban fuertes dolores y un cuerpo encorvado, para poder sostenerse tenía que usar bastón.

En el consultorio de Brigada Callejera, añadió, se les dio atención a las heridas de Verónica, pero ella necesitaba atención de especialistas que gracias a un convenio entre el hospital de Nutrición Salvador Zubirán y la Brigada fue posible la hospitalización médica durante un mes.

A Verónica le detectaron dos bacterias en sus heridas, fallas en el riñón y el hígado. La hospitalización salvó su vida, hoy camina erguida y sus heridas están curadas en un 90 por ciento.

“Debe existir un lugar específico para atender a las mujeres transgénero afectadas por inyecciones de modelantes, pero también se debe dar la información necesaria para las mujeres transgénero que desean realizar un proceso de transición” señaló Elvira Madrid.

#Laprensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook