Piden 3 años de cárcel para madre tras agredir a hija adolescente por ser lesbiana

La mujer es investigada por golpear, escupir e insultar a la menor de 13 años tras publicar la bandera de la comunidad LGBT en su cuenta en Instagram.

Las autoridades de la Fiscalía de Mallorca, España, solicitan una condena de 3 años de cárcel para una mujer, de 31 años, a quien se le acusa de agredir tanto física como verbalmente a su hija de 13 años, en un ataque de lesbofobia luego de que la menor de edad compartiera una imagen de la bandera de la comunidad LGBT y enterarse que tenía una relación con otra adolescente. Según el Diario de Mallorca, el hecho ocurrió en Ses Salines, donde la madre habría golpeado, escupido e insultado a la pequeña de 13 años tras saber que es parte de la comunidad LGBT. La menor de edad, proveniente de una familia de origen marroquí, quedó bajo la tutela de la administración pública, quien presentó la denuncia y pide por su parte seis meses de cárcel para la madre por las agresiones que habrían ocurrido en noviembre de 2020, al interior de la vivienda en la que ambas estaban. En el reporte se afirma que la situación ocurrió luego que la menor de edad publicara en su cuenta de Instagram una foto donde aparecía la bandera del arcoíris. Al ver esa publicación, su madre habría comenzado a hostigarla tras ingresar a su habitación, estando enfurecida tanto por la imagen como por enterarse que su hija tenía una relación con otra adolescente. «Para mí siempre serás una perra, siempre serás basura», fueron parte de algunas de las declaraciones que la mujer habría hecho durante la agresión, las cuales son consignadas en los datos que intentan reconstruir los hechos, en los cuales se agrega que comenzó a tirarle del pelo y golpear en varias ocasiones a la menor de edad. Aún cuando la hija intentó hablar con su madre, ésta última le tiró un servilletero, nuevamente la atacó verbalmente y cuando la adolescente le dio la espalda para escapar, la mujer la escupió, según la acusación. La pequeña agredida se le reportaron contusiones en el rostro, hombro y espalda, así como secuelas psicológicas que provocaron falta de autoestima, apatía y ansiedad, teniendo que ser asistida por profesionales de la salud mental mientras está bajo la tutela del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, el cual resguarda a los menores de edad vulnerables. El proceso contra la madre debe ser sometido a juicio en un juzgado en lo Penal de Palma, donde se espera resolver si se aplica la solicitud de los fiscales ante las agresiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook