Pérdida de empleo afectó a más mujeres por pandemia

La pandemia de covid-19 incrementó hasta en tres veces las cargas de trabajo para las mujeres, lo que provocó su desgaste físico, psicológico y emocional, de acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Estudios de organismos internacionales dan cuenta que en dos años las mujeres han sufrido un retroceso de una década en el ejercicio de sus derechos por la pérdida de empleo, disminución en sus ingresos y un desmedido aumento en actividades no remuneradas.

En comparación con los hombres, tuvieron una distribución desigual de responsabilidades, lo que comprometió su capacidad para acceder a puestos de trabajo y conservarlos, según el Banco Mundial.

Uno de los grupos más afectados, en medio además de un incremento en la violencia de género por el confinamiento, fue el de las trabajadoras del hogar, que representan 2.4 millones de empleos en México.

Muchas de ellas perdieron su empleo o fueron enviadas a descansar durante las semanas más intensas de contagio sin goce de sueldo, lo que empeoró su ya de por sí precaria situación económica. 

La Comisión de Salarios Mínimo determinó que para este año, el ingreso mínimo de las trabajadoras del hogar de la zona norte es de 260.34 pesos por día y de 187.92 pesos para el resto del país. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dio a conocer que 54 millones de trabajadoras perdieron su empleo en lo que va de la pandemia. En un año, entre 2019 y 2020, las mujeres sufrieron la mayor caída en este rubro, 9.4 por ciento, lo que representa casi tres puntos porcentuales más que los hombres.

Ante esas cifras y el retroceso que se dio en la participación laboral de las mujeres, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) apuesta a una recuperación con una visión feminista. En este marco, la ONU además recuerda que casi 60 por ciento de las mujeres se desempeñan en la economía informal, por lo cual ganan y ahorran menos.

Respecto del aumento en los índices de violencia de género que se presentaron durante el encierro, las agresiones las vivieron principalmente en el hogar.

En el informe Violencia contra las Mujeres durante el covid-19 (2021) ONU Mujeres alerta que “siete de cada 10 piensan que la violencia doméstica se acentuó en la pandemia; tres de cada cinco, que hubo un aumento de los casos de acoso sexual en lugares públicos” y que no se alcanzó a cubrir la creciente demanda de alojamiento en refugios.

Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), señala a La Jornada que en la medida en que se reactive la apertura de escuelas y haya menos restricciones para la movilidad, se recuperarán los empleos perdidos para el sector. 

“Las mujeres están otra vez en busca de empleo, pero la recuperación ha sido más lenta que la de los hombres”, admite.

#Lajornadadeverazruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook