Mercedes-Benz GLB un familiar distinguido

Nos encontramos en la recta final del año y muchas marcas aún nos siguen dando sorpresas nosotros le llamamos regalos de Navidad para los amantes de las cuatro ruedas, y una firma que no deja de sorprendernos es Mercedes-Benz, que no ha descansado y sigue fortaleciendo su oferta de productos; en esta ocasión se une a la familia de la estrella la nueva GLB, el primer compacto de la marca en contar con la opción de tres filas de asientos.

Vehículo orgullosamente hecho en México, entre las particularidades que ofrece este nuevo modelo es el amplio espacio interior, que permite llevar hasta siete pasajeros gracias a su tercera fila de asientos (opcional), formada por dos plazas individuales desplazables (Easy-Entry) que permiten llevar cómodamente a personas de hasta 1.68 m de estatura.

Además, el respaldo de la segunda fila de asientos está dividido en tres secciones en relación 40:20:40, puede abatirse para configurar una superficie de carga plana e incluye un ajuste de la inclinación en ocho posiciones.

Estéticamente hablando, resalta por sus robustas proporciones que acentúan su carácter todoterreno. Las formas de su carrocería son amplias y expresivas. Al frente llaman la atención sus faros que acreditan el código de su genética.

La Mercedes-Benz GLB 250 4MATIC Progressive se empuja con un motor de 4 cilindros turbo en línea 2.0 litros, que entrega 224hp a 5,500 rpm y 350Nm de torque a 1,800-4,000 rpm.

Durante la conducción en el modo de carretera se elige para el programa de conducción «Eco/Comfort» una distribución de 80:20 entre el eje delantero y el eje trasero. En el modo «Sport», esta relación es de 70:30. En el modo para todoterreno, en cambio, el embrague de discos de la tracción integral 4MATIC asume la función de un bloqueo longitudinal, y la distribución básica de la fuerza es equilibrada, 50:50.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook