La lucha de una enfermera por salvar a su padre del covid-19

«Me sentía impotente, sin ánimo y con la fe a punto de perderla, por el miedo de perder a mi padre en cualquier momento», relata Ivonne al recordar los días en los que su papá estuvo internado por covid-19, en el Hospital General de la Zona 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Fueron 21 días que estuvo internado luchando para vencer al covid-19, mientras ella, enfermera de esa misma clínica se mantuvo al tanto del progreso de su padre, cuidándolo y confiando en el trabajo de sus compañeros.

A pesar de vivir de cerca la pandemia antes del contagio de su padre, nunca pensó la magnitud que este virus podría causar hacia las personas, sobre todo a su familia.

Pese a que el papá de Ivonne llevaba una vida saludable y no padecía de ninguna afección que pudiera ponerlo en riesgo mortal por el covid, presentó síntomas fuertes que pusieron en peligro su vida.

«Lo tuvimos aislado, pero no hubo mejoría, al contrario, inició con complicaciones y me vi en la necesidad de ingresarlo al hospital, porque el estado de mi papá fue muy grave»

La impotencia de ver a su padre en una camilla conectado con tubos para que pudiera respirar, hizo que perdiera la fe de que se podría recuperar.

«Este virus es un monstruo», relata mientras recuerda esos momentos difíciles y tristes al ver que su papá cada vez empeoraba y ella no podía hacer nada. 

Ella ya tenía experiencia en tratar pacientes enfermos de covid, sabía cómo actuar en casos extremos para salvar sus vidas, pero esta vez el paciente era su papá el cual estaba luchando por sobrevivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook