Grandes esfuerzos para la protección de la vaquita marina y la totoaba

Desde el 2015, el Gobierno Federal cuenta con una serie de medidas para la conservación y la protección de la vaquita marina, así como la de su hábitat: el Alto Goldo de California. Al aplicar estas medidas, se planeó como objetivo principal la recuperación de la especie, atendiendo a todos los factores que amenazan su población silvestre, así como los relacionados con las actividades de pesca y tráfico de especies.

El componente de inspección y vigilancia, basado en la coordinación de capacidades interinstitucionales y la participación de la sociedad civil organizada, consideró desde la ejecución de medidas de ordenamiento pesquero, hasta acciones operativas para detener la pesca furtiva, la extracción y el tráfico ilegal de especies marinas en riesgo, como la Totoaba.

De igual manera, se desarrollaron modificaciones y adecuaciones el marco normativo para potenciar la investigación de las redes de tráfico, la eficacia en la inhibición de la pesca clandestina y la afectación del medio marino.

Por último, es de resaltar la cooperación y colaboración internacional que México aprovechó para combatir el tráfico y detener la demanda de productos de especies marinas protegidas.

En cuanto al marco legal, La legislación mexicana protege a los mamíferos marinos y su hábitat mediante un marco sólido para la instrumentación de acciones de recuperación y conservación.

El Artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que el Estado mexicano debe tomar las medidas para preservar, restaurar y mantener la calidad del medio ambiente y el equilibrio ecológico. Con esta base se promulgó la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

Las regulaciones sobre conservación y protección de la vaquita marina y la totoaba, especies nativas, representadas por poblaciones, ejemplares, productos, subproductos y su hábitat, están previstas en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, además de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS). A estas se suman otros ordenamientos como normas, decretos de establecimiento de Áreas Naturales Protegidas, Áreas de Refugio, decretos de veda de extracción y de aprovechamiento.

La Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección Ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo, identifica las especies o poblaciones de flora y fauna silvestre en categoría de riesgo en la República Mexicana, mediante la integración de listas. Además, establece un método de evaluación de riesgo de extinción y de observancia obligatoria.

La Norma Oficial Mexicana NOM-012-PESC-1993, establece medidas para la protección de las especies de totoaba y vaquita en aguas de jurisdicción Federal del Golfo de California. Tiene como propósito establecer un marco normativo que garantice la máxima protección de la vaquita y la Totoaba en las aguas de jurisdicción Federal del Golfo de California.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), representa la máxima autoridad en nuestra nación en materia de inspección y vigilancia en materia de medio ambiente y recursos naturales. Se encarga de verificar el cumplimiento de la legislación que los regula y, en su caso, la aplicación de medidas y sanciones que correspondan en el caso de calificar como infracciones diversas conductas contrarias a la ley.

Aunque dentro del marco legal que regula su competencia, las autoridades ambientales y pesqueras no tienen la facultad de prohibir la producción, importación, comercialización y distribución de insumos para el desarrollo de redes de enmalle, o prohibir tales redes como producto terminado, tienen suficientes atribuciones para prohibir su uso en actividades pesqueras al interior de áreas naturales protegidas, de refugios de vida silvestre, o en zonas determinadas, al amparo de un Acuerdo de restricción publicado en el Diario Oficial de la Federación.

México ha logrado un alto nivel de coordinación interinstitucional en las acciones para proteger a la vaquita marina y detener la extracción y tráfico de la Totoaba en el Alto Golfo de California. No existe otra especie en toda la historia del país que reciba tanto apoyo gubernamental.

Terminar con la pesca furtiva de totoaba, asociada con la extinción de la vaquita por el uso de redes agalleras es complicado pues implica organizaciones criminales internacionales. Sin embargo, nuestro país mantiene un esfuerzo amplio de cooperación. Ha solicitado la colaboración tanto de países de tránsito, como de aquellos donde se comercializan, así como del resto que integran la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL).

A fin de interceptar los envíos ilegales, se ha apostado al intercambio de información sobre modus operandi, decomiso de vejigas o buches de totoaba.

En México se aplican permanentemente acciones de inspección y vigilancia bajo el esquema de operaciones mixtas entre las autoridades administrativas, judiciales, aduaneras y de seguridad. Destacan los operativos especiales en el Golfo de California, además de un mecanismo permanente de vigilancia en vías de comunicación, puertos de arribo de embarcaciones, puertos marítimos de salida de navíos con mercancías de exportación, cruces fronterizos terrestres y aeropuertos con alta frecuencia de vuelos internacionales (tanto en áreas de pasajeros, servicios de paquetería y mensajería).

Aunado a lo anterior, se han incorporado herramientas tecnológicas para ampliar la cobertura de vigilancia. Destacan, el sistema satelital de monitoreo de embarcaciones pesqueras, o el sistema de vehículos aéreos no tripulados. Adicionalmente, se han fortalecido protocolos de actuación conjunta entre las diversas autoridades (Ejemplo en Aduanas), se generan capacidades mediante cursos de identificación de especies protegidas; se coadyuva en la judicialización de las averiguaciones previas y carpetas de investigación y se participa en operaciones internacionales para detener el tráfico de Totoaba.

México Ambiental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook