En EU, monja admite haber robado más de 835 mil dólares de una escuela católica

Según la investigación, Mary Margaret Kreuper gastó el dinero en casinos y en su tarjeta de crédito. Funcionarios encontraron que había hecho un voto de pobreza como monja.

Una monja que trabajaba como directora de una escuela primaria católica en Torrance, Los Ángeles, fue condenada a un año de prisión tras declararse culpable de robar más de 835 mil dólares en fondos escolares para sus gastos personales, anunciaron el lunes las autoridades.

Mary Margaret Kreuper, de 80 años, deberá pagar 825 mil 338 dólares en concepto de restitución, según la Oficina del Fiscal General del Distrito Central de California. Según autoridades, durante un período de 10 años hasta septiembre de 2018, Kreuper malversó dinero de la escuela católica St. James en Torrance, donde fue directora durante 28 años. 

Ella era responsable de las donaciones de caridad, así como de los fondos que la escuela recibía para pagar la matrícula y otras cuotas. Kreuper también controlaba cuentas en una cooperativa de crédito, incluyendo una cuenta de ahorros para la escuela y otra cuenta destinada a pagar los gastos de mantenimiento de las monjas empleadas en la institución educativa.

Los funcionarios dijeron que la mujer utilizó el dinero desviado para «pagar cuentas que la orden no habría aprobado, incluyendo grandes gastos de juego de azar en casinos y ciertos cargos de tarjetas de crédito». Kreuper también admitió haber falsificado informes mensuales y anuales a la administración de la escuela para encubrir la malversación. Además, ordenó a los empleados de la escuela que alteraran y destruyeran los registros financieros durante una auditoría escolar, según la investigación.

Los funcionarios además señalaron que Kreuper había hecho un voto de pobreza como monja. «Sobre una base anualizada (aproximadamente 83 mil dólares al año), [Kreuper] robó el equivalente a la matrícula de 14 estudiantes diferentes por año», argumentaron los fiscales en un memorando de sentencia. «Estos fondos estaban destinados a promover la educación de los estudiantes, no a financiar su estilo de vida». Los fiscales también señalaron que varios estudiantes y padres habían comentado que la escuela carecía de recursos, mientras que otro padre dijo en una carta al tribunal que no había dinero para un toldo en la escuela o para excursiones.

El Departamento de Policía de Torrance, el FBI y el área de Investigación Criminal del IRS llevaron a cabo este asunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook