Comex promueve la sana convivencia para las familias durante confinamiento

El programa de impacto social “Comex por un México Bien Hecho” en colaboración con el Colectivo Tomate, presentaron el proyecto “Un México Bien Hecho empieza en casa”, que tiene el objetivo disminuir la tensión y el estrés que causa el confinamiento, mediante herramientas de trabajo colaborativo que ayudarán en un largo plazo a generar una sana convivencia, fortalecer la relación de todas las familias y enfrentar de la mejor manera la contingencia que afronta México a consecuencia del COVID-19.

Por datos del Ministerio del Interior de Francia, la violencia doméstica ha aumentado un 30% durante las últimas semanas en dicho país debido al confinamiento, ya que las personas conviven mayor tiempo de lo habitual lo cual en la mayoría de los casos pude causar conflictos y desacuerdos entre familia.

Comex promueve la sana convivencia para las familias durante confinamiento

A lo largo de los últimos 4 años, el programa “Comex por un México Bien Hecho” ha logrado beneficiar a casi 11 millones de personas en la República Mexicana, a través de actividades de inmersión y trabajo colaborativo, que buscan integrar a las comunidades de México. En este contexto, en el que México se enfrenta a un gran reto, buscamos a portar desde nuestras trincheras, la experiencia y metodología que nos ha dejado nuestro programa de impacto social, para llevarlo a las comunidades más íntimas, las familias, con la finalidad de mitigar el desgaste que se pueda derivar de este momento crucial que estamos atravesando”

Un México Bien Hecho empieza en casa cuenta con tres componentes principales: herramientas de comunicación para la sana convivencia en casa a través de material sustentado en las prácticas de “escucha activa” y de “comunicación no violenta”; un juego de mesa en familia que conduce a la reflexión en torno a los momentos más felices e importantes que han compartido juntos, mismo que cuenta con una estructura que orienta a los participantes a desarrollar conversaciones significativas y estrategias colaborativas; y un mural para hacer en casa, utilizando la estética y el arte como herramientas de sanación colectiva, al retomar las historias familiares y los momentos que los han hecho sentir más felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook