Alma de la Rosa: toda una vida dedicada a la música


Es integrante de uno de los grupos más populares de la UV, Tlen Huicani, y desde hace 8 años da clases de expresión artística a alumnos de Coatzacoalcos, Acayucan y Xalapa.


No hay nada más hermoso que desarrollarse dentro de la música dice Alma de la Rosa Sánchez, quien nació en medio de una familia de artistas. Su madre Luz del Carmen Sánchez, quien fue cantante y pianista en Bellas Artes, le enseñó a tocar la guitarra y con ella tuvo, junto con sus hermanos, su primer acercamiento a la música. Hoy tiene 40 años formando parte de uno de los grupos más populares de la Universidad Veracruzana, Tlen Huicani.

Como cantante del grupo está asignada al Ballet Folklórico de la Universidad Veracruzana, además de cantar, con el Modelo Educativo Integral y Flexible de la UV, desde hace 8 años ha dado clases de expresión artística a alumnos de Coatzacoalcos, Acayucan y Xalapa.

La hermana mayor del conocido músico Alberto de la Rosa, recuerda haber pasado una infancia plena de música pues su madre les introdujo en el género a través de clases de guitarra, posteriormente tuvo la oportunidad de tomar clases de canto con el maestro Eusebio Alba.

Cuando asistía a la secundaria, como estudios complementarios les enviaban por la tarde a la Escuela Industrial “Concepción Quirós Pérez” o al entonces Conservatorio, donde continuó con su preparación. Poco tiempo después ella y su hermano Alberto ya eran integrantes del Coro de la Universidad Veracruzana.

Asimismo dio clases a niños de escuelas primarias y en colaboración con el maestro Horacio Cantero se dedicaron a poner el Himno Nacional a sus alumnos que siempre salieron triunfadores en su interpretación.

La maestra Alma también se ha dedicado a coleccionar trajes típicos regionales, asegura que su papá Alberto Manuel, aunque no interpretaba ningún instrumento sí bailaba muy bien, por lo que en su casa siempre había reuniones y bohemia.

De ahí le viene el amor por la música mexicana, que incluyó en sus programas de expresión artística a través de los que ha transmitido a sus alumnos melodías de Pedro Vargas, Jorge Negrete y Agustín Lara, entre muchos otros, ya que es muy triste que los niños de ahora no la conozcan y por lo mismo no les guste.

La cantante se considera una fanática de la música mexicana, pues aunque le gusta mucho la de Perú, Bolivia, Venezuela y Paraguay, entre otros países, que le ha tocado interpretar en los programas como Latinoamérica es acompañando al Ballet de la UV, no cambiaría la mexicana por nada.

Sus hermanos Luz del Carmen, Mariano Alejandro, Alberto Manuel, María Cristina y María Antonieta y ella tuvieron en su madre a su maestra de música de tiempo completo, luego cada uno fue buscando su propio camino. Ella y Alberto continúan en Tlen Huicani, pues no se puede dejar de hacer lo que a uno más le gusta, y aunque sabe que en algún momento tendrá que retirarse, por el momento no lo ha pensado, ya que la música es lo que la mueve, indica.

Alma de la Rosa también es formadora de músicos, pues sus hijos y nietos tocan varios instrumentos y cantan, por lo que si volviera a nacer sería cantante y ejecutante de instrumentos musicales como la guitarra y la jarana porque en ese ambiente se disfruta de muchas alegrías

#Diariodexalapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook